Derechos Humanos: La Trampa

El Derecho es la Ética impuesta por la fuerza. Es papel mojado sin el aparato policial. Nuestras tiranías son 100% Derecho y 0% Ética. La Ética es una disposición interior que no necesita coacción. La Ética no sirve para incrementar el gasto militar y policial, el Derecho sí.

No podemos imponer el Bien por medio de leyes. El Bien o el Mal son elecciones que descienden de convicciones.

Cuando se nos habla de «violación de los Derechos Humanos» se están refiriendo a una violación de «las leyes», y todavía no han legislado en contra del adoctrinamiento masivo con separación familiar obligatoria desde por la mañana, o del embrutecimiento que provoca la Organización Científica del Trabajo (monotonía-repetición). Nuestra conciencia puede ser violada repetidamente en la publicidad comercial y política, así como en la televisión y el cine, sin que ello infrinja las leyes. Como mínimo, lo que han redactado en aquella declaración es algo ambiguo que permite que el pueblo sea moldeado a su gusto y violentado a su manera.

Decía Simone Weil:
<< los romanos, como los nazis, entendieron que la fuerza sólo consigue la plenitud de la eficacia si es revestida de algunas ideas, y emplearon para ello la noción de derecho >>

Nuestros malignos proyectos de sociedad buscan corromper a la población de todas las formas posibles: telebasura, violencia, espectáculo, competencia, monotonía productiva (Organización Científica), segregación, aislamiento, drogadicción, etc. etc. Hasta el desplazarnos por la ciudad en vehículos anima a la violencia. Es poco probable que nos peleemos con alguien si vamos caminando, pero te montas en el coche y empiezas a soltar insultos.

Esto hace que triunfe el Derecho y la Ética quede arrinconada. Nos animan a exigir muchos derechos, consiguiendo reforzar su propia maquinaria legal y represiva.

Profundiza Simone:
<< Imaginemos que el Diablo está comprando el alma de un desgraciado y que alguien, apiadándose del desgraciado, interviniera en el debate y le dijera al diablo:

«Es vergonzoso que usted le ofrezca ese precio; el objeto vale por lo menos el doble».

Esa farsa siniestra es la que ha representado el Movimiento Obrero, con sus sindicatos, sus partidos, sus intelectuales de izquierda. Ese espíritu comercial ya estaba implícito en la noción de derecho que las gentes de 1789 tuvieron la imprudencia de poner en el centro de la llamada que quisieron gritar a la cara del mundo.

Era, por adelantado, destruir su virtud. La noción de derecho está vinculada a la de reparto, intercambio, cantidad. Tiene algo de comercial. Evoca por sí misma el proceso, el alegato.

El derecho sólo se sostiene mediante un tono de reivindicación; y cuando se adopta ese tono, es que la fuerza no está lejos, detrás de él, para confirmarlo, o sin eso es ridículo. >>

Esta es la Simone que no interesa al Feminismo: la que no exige derechos al aparato estatal, la que no odia la maternidad, la que no se considera inferior por ser mujer. Todo lo contrario, fue una mujer heroica que luchó en la Guerra Civil Española, y que también trabajó en una fábrica del metal durante un año, siendo profesora de filosofía, para saber de primera mano qué es trabajar en una fábrica, experiencia de la que salieron reflexiones que fueron recopiladas después de su muerte dando lugar al libro «La condición obrera».

Otro texto de una profundidad inquietante, retomando el asunto del Derecho y la Ética, es «La persona y lo sagrado», menos extenso, que pueden leer aquí mismo.

Supongo que ese «anelo de realidad» que demostraba Weil tenía relación con la carencia de relaciones afectivas, que es lo más común en las tiranías industriales. Puedes tener siete hijos y aun así no disfrutar de una relación fluída con ellos. El mejor entre nosotros, sigue estando mutilado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s